El ‘multimasking’ es una tendencia cosmética con una premisa tan sencilla como lógica, que consiste en utilizar diferentes mascarillas faciales a la vez según las necesidades de nuestra piel de forma específica y por zonas.

Multi-Masking

Además de ahorrar tiempo puesto que todas se usan a la vez, estamos tratando la piel de una forma totalmente coherente, según su necesidad en donde optimizamos los resultados de los tratamientos.

¿Porque no se le ocurrió esto a nadie antes? Es algo totalmente de sentido común que nuestra piel presenta diferentes estados según su zona por lo tanto habría que tratarla de manera independiente, sin duda me parece un gran avance en el mundo cosmético a nivel usuario, ya que mejora los hábitos del cuidado facial.

Los combinaciones son tantas como las necesidades que tenga la piel en ese momento. Normalmente puede presentarse así:

  • Zona T: Frente, nariz y barbilla. Se aplican productos con ácido salicílico para limpiar los poros y exceso de grasa.
  • Zona de los ojos, contorno: para estas zonas sensibles, mascarillas oxigenantes e hidratantes con retinol que ayudará a disminuir las arrugas más finas.
  • Zona de las mejillas y laterales: Las mascarillas con vitamina C, energizantes y con propiedades anti-edad y calmantes.

multimasking Photo – Brita Sönnichsen

Mi consejo es para conocer bien el estado de tu piel debes consultar con un dermatólogo o esteticista que puedan definir tus necesidades.

Las combinaciones son tantas como las necesidades específicas de cada piel, el multimasking requiere una mayor inversión económica, al tener que adquirir un producto para cada zona. Pero si no te apetece (o no puedes) gastar tanto presupuesto en belleza, siempre te quedarán las recetas de mascarillas caseras naturales.