A hornear se ha dicho…

El baking además de ser la técnica de maquillaje más «in» del momento, es el nombre con el que decido bautizar mi blog. ¿Quieres saber por qué?

El término «baking» se utiliza en cocina y se traduce como «horneado» o «cocción». Pero, ¿qué tiene que ver con el maquillaje?

Bakingface1.jpgJACOB | REISCHEL FOR 74MAG, DELICOUS SPRINGTIME

Siempre me ha llamado la atención la cocina; cómo generación tras generación se han ido perfeccionando esos procesos químicos a los que sometemos los alimentos, hasta conseguir sabores exquisitos, es experimentación, un arte efímero e imperfecto que agudiza los sentidos con los que percibimos, cada persona de manera única. ¡Es magia!

¿Y el maquillaje? ¿Acaso no son semejantes? al maquillar también entramos en un proceso de experimentación, en el que nunca sabemos al 100% como reaccionarán los productos en la piel de cada persona, es un arte pasajero, que solo perdurará si lo congelamos en nuestra retina o en una fotografía, es imperfecto gracias a nuestras maravillosas asimetrías del rostro, que nos hace aún si cabe que nos esforcemos más por asemejarlas, aunque no siempre, porque no siempre buscamos la perfección y por ello lo considero como algo mágico, es creativo y libre! aunque algunos se empeñen en enseñar lo contrario, en hacer lo fácil, difícil, e inventar cláusulas absurdas que solo nos llevan a la monotonía y confusión. El maquillaje es mucho más que todo eso.

JACOB | REISCHEL FOR 74MAG, DELICOUS SPRINGTIMEJACOB | REISCHEL FOR 74MAG, DELICOUS SPRINGTIME

Por ese punto mágico de experimentación hace unos siete años elegí ser maquilladora. Quizás me habría encantado contar una de esas historias entrañables de la infancia y de mi fijación por el maquillaje desde pequeña, pero no es así, nunca me interesó el maquillaje, ni tan siquiera le cogí en ninguna ocasión maquillajes a mis hermanas mayores ni a mi madre, es más, ni tan siquiera me gusta maquillarme, siempre me he considerado menos femenina en este sentido, sobre todo en la adolescencia. Si que tengo un recuerdo…un recuerdo de un libro que alguien nos regaló, donde venían unas ceras de esas horribles, que luego no había quien las quitase de la cara, con unos paso a paso de maquillaje… no sé cuantas horas he podido pasar viendo ese libro… me encantaban los niños que salían, y algunos maquillajes eran espantosos, y me gustaba pensar como podía mejorarlos, porque disfrutaba muchísimo dibujando. Una vez cogí a mi hermana pequeña que podría estar en el ranking de las personas más presumidas del mundo…y le dije, voy a maquillarte, tumbaté, cierra los ojos, y cuando yo te diga los abres, que te voy a hacer el maquillaje, más bonito del libro, ¡el de princesa!…Ya os podéis imaginar que no lo hice… en la última página, estaba el maquillaje de ¡Rambo! (qué genialidad), rayones negros, verdes y marrones por toda la cara, y allí que fuí, quince minutos de desenfreno creativo, que acabaron con una mezcla de risas y lágrimas.

Quizá este fué uno de los primeros contactos que tuve con el maquillaje. Pero realmente mi interés por el maquillaje venía del teatro, me encantaba disfrazarme, estar entre bambalinas, y la adrenalina dos segundos antes de salir al escenario, aunque me superara, (porque era tremendamente vergonzosa). Me gustaba ayudar a mi madre a los preparativos de los decorados para la obras del colegio y con el tiempo me dí cuenta que lo que quería era estar detrás del escenario. Si que es verdad que el proceso hasta estar en el punto en el que me encuentro ha sido largo y sorprendente, porque si hubiera venido un duende del futuro a decirme que me iba a dedicar al maquillaje y a la peluquería… le habría hecho picadillo, y no lo digo porque no me parezca una profesión admirable, si no, porque para nada era lo que tenía planeado, pero he aprendido tanto en tan poco tiempo y ha hecho que mi vida sea tan emocionante, hace superarme cada día, y que tenga ganas de aprender, aprender, y aprender, que no lo cambiaría por nada, y volvería a hacer todo de la misma manera, sin cambiar ni una sola coma.

luluperez2

Cuando digo que hace siete años decidí dedicarme a esto, miento, porque yo realmente jugaba a ser maquilladora, hasta que empecé a vivir de ello, y eso fué hace relativamente poco. No sé a donde voy o cual es la meta, pero sinceramente, no me importa, porque pienso pasármelo en grande por el camino, y darlo todo, con sus montañas rusas de emociones, con sus tropiezos y desengaños, y por supuesto con sus ¡alegrías!.

¡Todo pasa por algo, y siempre es por algo mejor!

No voy a hacer ningún propósito para este inicio de blog, no tengo ninguna línea editorial, ni la verdad absoluta, no pretendo nada más que mostrarme como soy, simplemente esta es mi vida y mi forma de percibir el maquillaje, y te invito a quedarte, que no es poco.

Espero que aprendamos y crezcamos juntos, quédate a ver que se cuece, y horneemos caras!

a317766418f30511ef99e17e38383ea4Suzy Johnston + Associates | Natasha V.

Bienvenidos a mi nueva etapa!

BIENVENIDOS A BAKING FACES!